Los proyectos representan una inversión total de más de $3.7 millones

A tono con la visión de que cada persona merece un lugar digno y seguro donde vivir, completamos recientemente los trabajos de reparación de 155 viviendas en los pueblos de Arroyo, Guayama, Salinas y Santa Isabel. Esto, como parte del Programa de Reparación de Viviendas creado para ayudar a rehabilitar viviendas afectadas por los huracanes Irma y María y contribuir a la reconstrucción sostenible y resiliente de Puerto Rico.

Los proyectos de reparación de viviendas en la región sureste de Puerto Rico representan una inversión total de más de $3.7 millones y una inversión promedio de $23,900 por vivienda, y fueron financiados primordialmente por un donativo de la compañía biofarmacéutica AbbVie y una aportación del equipo de beisbol L.A. Dodgers.

“Por primera vez luego de la devastación causada a sus hogares por los huracanes del 2017, 155 familias en cuatro pueblos del sureste de la Isla disfrutan de la tranquilidad que brinda el tener una vivienda estructuralmente sólida y segura”, dijo Amanda Silva, directora ejecutiva de Habitat for Humanity of Puerto Rico. “Agradecemos a cada una de ellas por recibirnos en sus hogares y a los Municipios de Arroyo, Guayama, Salinas y Santa Isabel por su colaboración para que estas familias tengan el hogar seguro que se merecen”.

“El impacto devastador de los huracanes Irma y Maria es aún palpable, y como uno de los patronos más grandes en la isla AbbVie tiene el compromiso de trabajar con socios como Habitat for Humanity of Puerto Rico en los esfuerzos de recuperación y resiliencia”, dijo Alejandro Drevon, gerente general de AbbVie Puerto Rico. “Apoyando el compromiso de Habitat de construir estructuras capaces de sobrellevar las inclemencias severas del tiempo, ayudamos a proteger la infraestructura de Puerto Rico de daños futuros. Nos sentimos orgullosos de lo que Habitat for Humanity of Puerto Rico ha logrado y entusiasmados con la continuación de sus trabajos en la Isla”.

Entre ingenieros, arquitectos, contratistas y trabajadores de la construcción, los trabajos de Habitat for Humanity en Arroyo, Guayama, Salinas y Santa Isabel generaron un total de 46 empleos promedio en la industria local de construcción. Estos incluyeron: reparación y remplazo de techos en madera, zinc y hormigón; reparación e instalación de puertas, ventanas y barandas; reparación de paredes, pisos y cocinas; trabajos de electricidad; y pintura, entre otros.

“Casi todas las casas a nuestro alrededor quedaron destruidas. Nuestra casa se quedó sin parte del techo, el agua se filtraba por el techo y las paredes, y los zancos estaban virados”, cuenta Luis, un hombre de 82 años quien reside en Guayama con su hijo de 55 años incapacitado. “Gracias a la ayuda de Habitat, la casa quedó perfecta y ya no nos mojamos cuando llueve; así vale la pena vivir”.

En Santa Isabel, Ricardo Jusino y su esposa Elizabeth Ortiz Vargas, cuentan: “Cada vez que empezaba la temporada de huracanes vivíamos con miedo porque el techo de nuestra casa no estaba seguro. Estábamos desesperados y buscamos muchas ayudas. Ahora, luego de los trabajos de Habitat, podemos dormir tranquilos”.

Habitat for Humanity informó que, con las reparaciones completadas en la región sureste de la Isla, continúan encaminados hacia su meta de reparar un total de 700 viviendas como parte de su Programa de Reparación de Viviendas, bajo el cual también se han completado reparaciones en Bayamón y Caguas. Entre los próximos Municipios que serán impactados por el programa durante los próximos meses se encuentran Patillas, Utuado y Jayuya.

Compromiso Activo

Manténte informado de las noticias más recientes de Habitat for Humanity of Puerto Rico